lunes, 16 de julio de 2012

Ya disponible Microsoft Access en e-book

Lunes, 16 de julio de 2012. Os informamos, especialmente a todos aquellos que nos habéis consultado en los últimos días, de que ya está disponible la versión digital de Microsoft Access y que ya se puede adquirir a través de la zona de compras de nuestra página web.

Os recuerdo que este título, del autor José Bengoechea Ibaceta, está orientado al aprendizaje de todas las posiblidades de desarrollo de Microsoft Access. A continuación, podéis leer la primera parte del interesante prólogo del autor, que podéis visualizar completa en nuestra página web en el acceso gratuito al primer capítulo del libro.




Poco antes de finalizar esta obra, cuando estaba preparando la sección de
«Preguntas frecuentes», se me ocurrió que mi amiga Carmen, precisamente
por ser usuaria ocasional de Access, tendría alguna pregunta interesante para
incluir en ese apartado. La que propuso, realmente me sorprendió: «¿Para qué
sirve Access?». O sea, usa Access y no sabe para qué sirve. Pensándolo bien,
no es ni extraño ni infrecuente. Utiliza Access por su facilidad para realizar
consultas sobre tablas planas, pero poco más; emplea solo esa parte de Access,
pero ve que hay muchas más utilidades que desconoce.

Dicho de una forma muy simple: Access sirve para hacer programas. Quien
dice programas, dice aplicaciones de base de datos, es decir, programas de
esos que «se apañan» muy bien manejando datos, por ejemplo, programas de
gestión. Si solo utiliza tablas y consultas, Carmen está utilizando la aplicación
Microsoft Access, pero no ha creado ninguna aplicación y, por tanto, no está
aprovechando de Access todo lo que puede.

La diferencia entre usar la aplicación Access y usar una aplicación desarrollada
con Access es que en el segundo caso no es necesario saber nada de este programa.
Cualquier electrodoméstico tiene sus «tripas» fuera de la vista y de las manos
del usuario, no se vaya a electrocutar, y dispone de algunos botones o mandos
para manejarlo. Lo mismo ocurre con las aplicaciones, que deben ocultar las
tripas al usuario y facilitarle unos mandos para manejarlas; las «tripas» serían
las tablas, consultas, código y macros, y los mandos, es decir, la interfaz de
usuario, los formularios y los informes de Access. Vamos, que Access sirve
para crear aplicaciones que permitan manipular datos con facilidad.