lunes, 7 de enero de 2013

Entrevista a Laura Huerga, editora de Rayo Verde Editorial



Retomamos nuestra sección de entrevistas y nada mejor que inaugurar este año 2013 con la charla que mantuvimos con una de nuestras colegas editoriales, Laura Huerga, editora de Rayo Verde, un sello de Barcelona que apuesta firmemente por la publicación "tratada y cuidada" de narrativa (novelas, libros de relatos y narrativa breve) creada por autores singulares, con un estilo propio y con una característica común: las buenas historias. 




Las tres muertes de K, Al otro lado de la noche y El leñador son algunas de sus novedades del primer trimestre del recién estrenado año; estamos seguros de que no os defraudarán

Comencemos con un poco de historia, ¿cómo y, sobre todo por qué, tal y como inician en su presentación corporativa, nace el proyecto Rayo Verde?

Rayo Verde Editorial nace con el propósito de dar más espacio a obras inquisitivas, comprometidas, audaces, inconformistas y exigentes en las librerías y en las bibliotecas. No es que no haya otras editoriales que lo hagan, por suerte hay unas cuantas, pero queremos ampliar ese margen.

¿Cuál es su filosofía de trabajo?

Hacer lo que nos gusta, en lo que creemos, de la mejor forma posible. Nos gusta dar una acabado de calidad, tanto en el objeto, ya sea digital o en papel, como en el contenido, con una buena traducción, un buen corrector y una buena maquetación. Escogiendo los mejores textos que llegan a nuestras manos.

En un sector con tanta competencia y altamente globalizado ¿qué diferencia a Rayo Verde de otros proyectos editoriales?

No creo que haya que buscar tanto nuestras diferencias como nuestras similitudes, los proyectos pequeños se crean a partir del esfuerzo de pocas personas que ponen todo su afán en que todo salga lo mejor posible, sus ganas, su ilusión, su trabajo y su dinero. Lo que tenemos en común es lo que nos tiene que unir y hacernos más fuertes, sin vernos como competencia sino como un grupo de editoriales que requiere mayor visibilidad porque proporciona un tipo de producto diferente, unos libros que están hechos artesanalmente, uno a uno, con tanto cariño que se nota en cuanto los abres.

¿Qué criterios priman al seleccionar las obras que se publicarán en su sello?

La originalidad, es decir, que el tema que se trate sea original o esté tratado de una forma original. La reflexión, que a través del algo aparentemente casual, nos conduzca a una serie de pensamientos. La acción, que a través de la lectura nos preocupemos más de lo que nos rodea y nos impliquemos y actuemos. La audacia, los textos atrevidos y arriesgados también nos seducen con frecuencia. La inteligencia, que nos hagan despertar de la rutina del día a día.

¿Qué le diría a un autor que quiere publicar pero no sabe cómo hacerlo?

Le diría que yo tampoco sé. Hablando con autores me doy cuenta de que es interesante participar en concursos y enviar manuscritos a editoriales pero, en realidad, no sé cómo hacer que te publiquen un libro que has escrito. En cualquier caso, puedo decir a partir de qué yo he escogido un autor novel. Y la razón es la calidad. Si el libro es bueno, tarde o temprano será publicado porque alguien le dará una oportunidad.

¿Qué puede encontrarse un lector en sus colecciones actuales?

Narrativa y novela corta. Dos colecciones que buscan lo mismo, que no seamos ese elefantito que por crecer con una pequeña cadena atada al tobillo, creamos que nunca podremos romper esa cadena y nos quedemos sin intentarlo una vez más.

Prestan una especial atención a la narrativa breve, una tendencia que parece estar cada vez más de moda pero a la que tradicionalmente no se le ha prestado mucha atención, ¿cuál es el motivo?

En nuestro caso es un interés especial por el género, obras preciosas no publicadas o descatalogadas que son de nuestro interés, que se leen fácilmente en una tarde y que te dejan la sensación de haber hecho algo constructivo con tu tiempo.

La novela Todo está tranquilo arriba, del autor holandés Gerbrand Bakker, editada por Rayo Verde, ha sido galardonada en la categoría “Otras lenguas” con el premio Llibreter 2012 que concede el gremio de libreros catalanes, ¿qué supone para ustedes este reconocimiento?

Supone una enorme alegría, especialmente porque es un premio otorgado por los libreros de forma independiente, sin criterios comerciales. A la vez ha supuesto que más lectores y medios de comunicación nos hayan conocido. También una satisfacción ver que un autor como Bakker, reconocido internacionalmente y que ha vendido con este título más de 100.000 libros en Alemania o 70.000 en Francia, ha podido encontrar lectores en España pese a que varias grandes editoriales rechazaron su publicación por no considerarlo comercial.

Tienen un blog propio y perfiles en las principales redes sociales, ¿qué papel desempeñan en la estrategia de comunicación de Rayo Verde?

El de conocer a nuestros lectores, queremos saber qué piensan, qué dicen. No queremos emitir información o publicidad y nada más. Queremos saber qué esperan, qué les apetece, qué problemas tienen para encontrar un libro nuestro, qué librerías les gustan.

¿Cuáles son los sueños de Rayo Verde Editorial? ¿Qué metas persigue?

Básicamente poder ofrecer durante muchos años buenos libros para esos lectores que disfrutan con una buena historia y que a la vez exigen que la literatura les proporcione espacio para la reflexión. Creemos que esos lectores existen en España e intentaremos que cada vez sean más.


Agradecemos a todo el equipo de Rayo Verde Editorial y en especial a Laura Huerga su atención y amabilidad. ¡¡Que tengáis muchos éxitos editoriales!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Para mí, 'Todo está tranquilo arriba' fue lo mejor que he leído en 2012 ... les agradezco a Rayo Verde su publicación.

Jesús Sanz Perrón dijo...

A ver si puedo decir lo que, más o menos, pienso. He leído algo de Rayo Verde Editorial; he leído ahora mismo la entrevista a Laura Huerga. Creo que Rayo Verde puede ser la Editorial que andaba buscando. Pienso también que Laura tiene las ideas muy claras o a mí me lo han parecido. Así que les acabo de mandar una de mis novelas con la esperanza -sólo esperaza- de que les guste.Y después, ya veremos. Gracias a Laura. Gracias a Rayo Verde.