jueves, 17 de enero de 2013

Entrevistamos a Celia M. Barbazán Pereira, coautora de "Higiene y atención sanitaria domiciliaria"

Vigo, 17 de enero. Continuamos con nuestro ciclo de entrevistas. En esta ocasión hemos tenido el placer de charlar con Celia M. Barbazán, psicóloga, empresaria, técnica en formación y coautora de uno de nuestros títulos más vendidos durante el pasado año, Apoyo domiciliario y alimentación familiar (disponible en formato papel y en digital), manual basado en el certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas en el domicilio.



Celia, posee una amplísima experiencia como formadora en el área sociosanitaria, ¿podría decirnos qué papel desempeñan los materiales didácticos que se emplean en estos cursos?

Considero que los materiales didácticos son elementales, no solo en el proceso formativo sino después del mismo. Son materiales a los que siempre se debe recurrir sobre todo cuando se tienen dudas o se necesita ampliar información.

También es de destacar que en comunidades como la gallega en la que existe una lengua propia la traducción de los materiales es una variable de suma importancia puesto que se aproxima aún más a las necesidades y requerimientos de nuestra sociedad.

En ocasiones existen compromisos de impartición de la formación en un determinado idioma, por ejemplo el gallego, pero los materiales didácticos no están traducidos a ese idioma, provocando una cierta incomodidad y dificultad a quienes están empleándolos. 

Otra variable a tener en cuenta es que generalmente no existen manuales que desarrollen completamente los programas formativos de los certificados de profesionalidad, obligando a los docentes y alumnos a manejarse por muchos documentos con la particularidad de que acaban siendo extraviados o perdidos.
 
Ideaspropias Editorial sí es consciente de estas necesidades siendo una editorial de referencia a la hora de elaborar materiales claramente adecuados en idioma y en contenidos a las temáticas más demandadas socialmente.


¿Cuál es el perfil de las personas que se forman en esta materia?

El perfil es variado aunque la mayoría son mujeres de entre 30 a 55 años con una amplia experiencia en el cuidado de personas dependientes, pero que quieren profesionalizarse, ya que lo consideran necesario para poder sacar adelante su trabajo en las mejores condiciones, y que en general no cuentan con una formación ad hoc.
 
En ocasiones son cuidadoras no profesionales que están iniciando la fase de cuidado de un ser querido y que ya vieron pasar por esta etapa a sus propias madres con los inconvenientes que les acarreó y que ellas pretenden evitar, dolores musculares, depresión, ansiedad, insomnio, etc.
 
También hay un importante número de personas que llevan años trabajando de cuidadoras para empresas de ayuda a domicilio y a las que se les está exigiendo realizar la formación específica del certificado de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas en el domicilio para poder seguir ejerciendo su labor de cuidadoras profesionales.
 
Fundamentalmente son personas interesadas en mejorar su cualificación profesional y que quieren reciclarse para adecuarse a las necesidades del mercado laboral actual.

También ha trabajado como psicóloga, técnica de apoyo psicosocial a cuidadores, orientadora laboral y formadora ocupacional en una empresa de ayuda a domicilio, ¿qué papel cree que desempeñan este tipo de empresas en la sociedad actual?

Es un apoyo necesario a las distintas unidades convivenciales y fundamentalmente a los cuidadores no profesionales puesto que les hace sentir confianza, apoyo y les sirve de consuelo y alivio en las tareas de cuidado.

Estos cuidadores suelen llevar a cabo su trabajo en solitario, aún teniendo un núcleo familiar más o menos extenso, ya que consideran que tienen una obligación de cuidado y atención constante con su ser querido que les hace sentirse imprescindibles. Lo que suele pasar sobre todo en situaciones de dependencia de larga duración (existen casos de 15 o 20 años) es que la atención constante, día y noche y los 365 días del año, acaba pasando factura haciéndose patente a través de problemas de salud que en ocasiones también les lleva a ser ellos los siguientes en tener necesidad de atención.

La función de las empresas de ayuda a domicilio es la de proporcionar, dentro de lo posible, un tiempo al cuidador  para que pueda dedicarse a sí mismo (a su persona, a su ocio, a su esparcimiento), aunque no siempre son conscientes de lo importante que es.

Los distintos profesionales que conforman estas empresas de ayuda a domicilio también buscan ser el apoyo a los cuidadores no profesionales ante las dudas referentes al cuidado que les puedan surgir para que la labor sea llevada a cabo con serenidad, confianza y evitando los momentos de desesperanza o desánimo. Las dudas más habituales están directamente relacionadas con temas como pueden ser las prestaciones, productos de apoyo, información sobre cuidados de la piel, movilizaciones, tipos de alimentación, etc., que puedan mejorar la calidad de vida de su ser querido.


¿Qué destacaría de su experiencia como técnica de apoyo psicosocial a cuidadores?

Los cuidadores no profesionales no suelen ser conscientes de que ellos deben dedicarse tiempo a sí mismos. Suelen expresar cuando se les plantea esta opción, que sería un “abandono” de su familiar, pero la función del técnico en apoyo psicosocial es hacerles ver que cuanto mejor estén ellos mejor van a realizar su labor de cuidado, por tanto no solo se beneficiarán ellos sino su familiar.

En mi función de técnico de apoyo psicosocial destacaría la gratitud con la que responden los cuidadores, profesionales o no profesionales, una vez que asumen que es fundamental conceder un tiempo a sí mismos, a su ocio, a su red social de amigos, a su familia (más allá de la persona dependiente) etc. Se percibe un cambio importante en el estado de ánimo, pasando de la desesperanza a la reflexión de su rol de cuidador.

Frecuentemente se polariza la atención en la persona dependiente y se descuida al cuidador, siendo éste una pieza clave en el sistema de cuidado. La actividad profesional como técnica de apoyo psicosocial, si bien ha de tener una visión sistémica de todas las variables que confluyen en una situación de cuidado, su objetivo primordial es dotar al cuidador de habilidades y estrategias de afrontamiento que le eviten el estrés y la sobrecarga -Síndrome de Burnout-,  así como de otros conocimientos técnicos para llevar a cabo el cuidado de modo competente y eficaz. 

¿Cómo valora la experiencia como autora con Ideaspropias Editorial?

Partiendo de que nunca había tenido experiencia como autora (más bien coautora, no puedo olvidarme de Judith Andrés) de una editorial, solo podría decir que fue muy positiva y satisfactoria.

Ahora considero que soy más consciente de lo complicado que llega a ser sacar a la luz un proyecto editorial. Desde la búsqueda de información, estructuración de la misma, extracción de datos relevantes, elaboración, corrección y no me puedo olvidar de las famosas galeradas (de las que tanto había oído hablar pero que no tenía claro que eran), etc. Todo el largo proceso de edición lo viví como enriquecedor.


La percepción de que estabas integrada en un grupo de profesionales que tenían muy claro cuáles eran los objetivos finales también ayuda mucho, pues cuando estás en la propia elaboración no eres consciente de lo que te está rodeando, a quién llegará, como será el aspecto final del documento, como será aceptado, si lo estás haciendo bien o no, etc.

Fue una experiencia grata y se hace aún más cuando lo ves en las librerías expuesto como un libro más, pero con la particularidad de que fue elaborado por ti.

¿Qué opinión le merecen los títulos de los certificados de profesionalidad de Atención sociosanitaria a personas en el domicilio y Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales publicados por Ideaspropias Editorial?

Hay que destacar que es una garantía de éxito el hecho de elaborar materiales didácticos que desarrollen los certificados de profesionalidad como los mencionados.

La exigencia en la elaboración de los materiales, así como el mimo que se ha puesto para que puedan ser utilizados no solo en la formación, sino como libros habituales o de cabecera en los hogares, les hace ser manuales útiles, puesto que nadie está libre de de verse afectado por situaciones de dependencia, para las cuales necesita información y consejos aplicables a los distintos contextos que se puedan presentar.

La claridad y sencillez del lenguaje utilizado los hace muy cómodos de leer y entender, tanto para los futuros alumnos como para los lectores en general.

Son manuales adecuados a las distintas realidades existentes en las situaciones de dependencia, tanto la domiciliaria (muy carente de servicios y apoyos) como la institucional, viniendo a cubrir el gran espectro de la atención sociosanitaria a las personas en situación de dependencia.


¡¡Muchísimas gracias Celia por compartir tus experiencias con nosotros!!


No hay comentarios: